Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Feliz Navidad para el mundo entero.

Queremos  desearles  a cada uno de ustedes una feliz Navidad llena de unión familiar, de alegría, de comprensión y de amor.


Que en estas fechas los problemas que pueda haber entre sus seres queridos se resuelvan y que cualquier resentimiento quede olvidado, que el amor de Dios anide en cada uno de sus corazones y los llene de felicidad y bendición. 

¡Feliz Navidad!.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Amrita, El Elixir De La Inmortalidad

Según cuenta una antigua leyenda escrita en sánscrito, en cierta ocasión los Deva, dioses superiores, se reunieron en el monte Meru sobre conversar sobre la necesidad de conseguir el preciado néctar de la inmortalidad, el Amrita, que se hallaba escondido en los más profundo del gran océano de leche. Sólo así, aseguraban, podrían vencer a los Asura, los demonios que les impedían alzarse con el control total del Universo.

Fue Visnnú quien propuso que Vasuki, la gran serpiente de la Sabiduría y rey de los Naga, semidioses considerados inferiores, fuera enrollada alrededor del monte Mandara, y éste colocado sobre el caparazón de la tortuga Kurma, para crear un poderoso instrumento que pudiera batir el gran océano lechoso hasta convertirlo en manteca.

Pero pronto se dieron cuenta de que no podrían hacerlo solos y de que para poder llevar a cabo su plan necesitaban la ayuda de sus enemigos. Así que, pactando con los demonios y a cambio de la mitad del Amrita, consiguieron su colaboración.

Así fue… Los Deva sujetaron a Vasuki por uno de sus extremos y los Asura por el otro. Y comenzaron a tirar de ella provocando con el movimiento ondas de espuma de leche. Mientras batían, surgieron verdaderas maravillas desde las profundidades, como el Sol y la Luna y la diosa Lakshmi con su elefante blanco. Finalmente apareció Dhanvantari, el médico de los dioses, portando consigo una copa de Amrita.

Pero los dioses incumplieron su promesa al no querer compartir el elixir con los demonios. Tampoco con la gran serpiente que, viendo que no probaría el valioso néctar, consiguió acercarse lo suficiente como para beber unas gotas. Vishnú, preso de la ira, partió a la serpiente en dos. Pero ya era inmortal, por lo que sus dos mitades sobrevivieron. Vasuki quedó convertida en Rahu, la cabeza, y Ketu, la cola.


Demonios y dioses lucharon por el Amrita encarnizadamente pero finalmente los dioses ganaron la guerra ya que eran inmortales. Quedó así Vishnú convertido en el guardián protector de la Amrita, el elixir de la inmortalidad.

Pánico En El Probador, Leyenda Urbana

Durante los años 70 existió en Barcelona una tienda llamada La Sirena. Oficialmente se dedicaba la venta de fajas y sujetadores, pero, a decir popular, detrás de su amplio surtido de lencería femenina y de la amable sonrisa de sus dependientas se escondía un sórdido negocio de trata de blancas. Un negocio de exportación que se abastecía raptando a las clientas más hermosas de la tienda.

Todo sucedía en los probadores. Mientras la muchacha se cambiaba de ropa, desde una habitación contigua era accionado un botón que hacía girar sobre su eje al espejo, dejando libre la entrada a una sala secreta en la cual era retenida. Aunque este extremo no está claro, ya que algunos afirmaban que las victimas eran transportadas al sótano a través de un montacargas oculto. De cualquier manera, no volvían a salir a la calle por la puerta principal.

A veces la chica iba acompañada por su novio, quien quedaba obligado por las normas decorosas de la época a aguardar fuera de la tienda. El muchacho esperaba entonces, tal vez durante horas, a que su novia saliese, y cuando finalmente entraba en el local las dependientas le decían que ella ya se había marchado hacía tiempo. Resulta fácil imaginar la sensación de confusión e irrealidad que el joven sentiría en ese momento.

Por su parte, las muchachas eran transportadas al puerto, suponemos que camufladas dentro de algún tipo de embalaje, y descargadas en el estómago de algún mugriento carguero que en poco tiempo zarpaba rumbo a Oriente Medio. El destino final de las jóvenes, según se comentaba, consistía en engrosar las filas del harem de algún jeque.

En la Barcelona de los años 70, hombres y mujeres de bien transmitieron esta historia como verídica, contándola con creciente indignación (y puede que con cierta delectación morbosa) hasta que toda Cataluña fue un clamor en contra de las corseteras de La Sirena. Llegó el momento en que la policía intervino, y no halló absolutamente ninguna prueba que la respaldara.


Antonio Ortí, que recoge esta historia en Leyendas urbanas en España, encuentra su origen en una rivalidad comercial. Simplemente, un competidor de la tienda envió a la prensa una nota malintencionada en la cual lanzaba el rumor sobre los secuestros. Su transmisión se avivó por el recelo que despertaban en aquella época las corseteras, mujeres independientes y, por tanto, blanco fácil para el descrédito. Poco antes habían sido las corseteras de Orleáns las acusadas de similares delitos, después la leyenda se extendería, poniendo bajo sospecha a probadores de medio mundo.

Polybius, El Juego Más Peligroso De La Historia

El nombre de Polybius hace referencia a un videojuego arcade que ha dado vida a una de las leyendas urbanas, con respecto a videojuegos, más famosas de la historia.

Las teorías de conspiración nos encantan, y a pesar de que con el tiempo muchos han sido los que han desmentido una y otra vez esta historia, tirando por tierra todos sus argumentos, lo cierto es que siempre queda una duda de si Polybius realmente existió.

La leyenda, de origen desconocido, dice que fue lanzado al público en 1981. Esta sería la fecha elegida por una misteriosa compañía llamada Sinnesloschen (Pérdida de los Sentidos) para distribuir un gran número de máquinas recreativas por Oregon.

Los jóvenes que jugaron durante el tiempo que se mantuvo en los recreativos, comenzaron a experimentar unos efectos secundarios un tanto extraños. Pesadillas por la noche, pánico inexplicable, episodios de odio injustificado, pérdida de memoria y estrés. Según se comentó posteriormente, este tipo de juego podía provocar locura en incluso incitar al suicidio. Sin duda alguna una máquina creada expresamente para acabar con la vida de personas.

Muchos de los testigos aseguraban ver a hombres vestidos de negro observando durante todo el día las máquinas y tomando notas sobre los comportamientos de sus usuarios, así como de aquellas personas que alcanzaban mayor puntuación. Evidentemente son cosas que no se pueden probar, pero forman parte de esta leyenda.

En el lado más extremo de la leyenda, hay quien dice que muchos jugadores comenzaban a percibir rostros fantasmales a su alrededor, mientras jugaban, que podían ser visto de forma fugaz por el rabillo del ojo. También aseguran que de vez en cuando en la pantalla salían mensajes subliminales, difíciles de leer. Incluso hay quien asegura que en un momento dado aparecía de forma velada la frase “Kill Yourself”.

Muchas son las series, programas y juegos que se han hecho eco de esta leyenda. Por ejemplo, los Simpson tienen un capitulo en el que sale la supuesta máquina asesina con un cartel que pone propiedad de los EEUU. En uno de los juegos de los Sims también hay una máquina recreativa que intentaría ser una parodia de la leyenda.


A pesar de que constantemente se ha dicho que este juego nunca existió. Lo cierto es que por internet se pueden encontrar toda clase de recreaciones que imaginan como habría sido en el caso de que efectivamente hubiera existido.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Mari, La Divinidad Vasca De Las Tormentas

Gran parte de la mitología de Euskadi ha sufrido, tras la cristianización de sus mitos, multitud de adaptaciones y cambios. Algunos mitos anteriores a esta reforma, sobre todo los mas arraigados en la cultura vasca, han llegado hasta nosotros y conservado los aspectos terrenales (personificación de los fenómenos y adoración de la naturaleza) inherentes a las culturas mas antiguas. Y ciertamente, la cultura vasca es tan antigua como desconocidos sus orígenes.

La diosa Mari es conocida por multitud de nombres: Maya, Loana-Gorri, Lezeko-Andre, Aralarko Damea y otros muchos (dependiendo de la región donde escuchemos la historia) y vive en el interior de la tierra, en sus cavidades y grutas, donde guarda enormes riquezas.

Se le atribuye la capacidad de cambiar de forma y elegir la mas adecuada según la ocasión. Si algún incauto se topase con ella en su guarida, lo mas probable es que la viera en su forma zoomórfica (a veces con extremidades de animales o transformada por completo en uno) mientras que si decide caminar bajo el sol la veremos como una bella y pálida dama. Para desplazarse por los cielos y provocar grandes tempestades, adopta la forma de un rojizo jirón de nube, y pobre de aquel que no la complazca con ofrendas…

Aunque no lo parezca, la tradición no la considera un ser maligno. Los hombres buenos que acudían a ella en busca de consejo eran escuchados y ayudados, pero se mostraba firme e implacable con los tramposos y deshonestos, que eran castigados al instante. Ostenta el título de Reina de los Genios, de las demás entidades sobrenaturales. También se le atribuyen dos descendientes cuyo sexo depende, como otros factores, del lugar donde nos cuenten la historia.

Su mas cercano compañero es Maju, que suele ser representado como una serpiente de varias cabezas envuelta el llamas (y se alimenta de “todo tipo” de carne). Se dice que en las ocasiones en que ambos se encuentran en el cielo, se producen las tormentas mas aterradoras y violentas.

Tan arraigado está el mito, que en el Santuario de San Miguel de Aralar aun se conserva una pequeña abertura a la derecha del altar, y que dicen que llega hasta el interior de la caverna de Mari. La gente mete la cabeza en su interior y reza el credo para aliviar el dolor y las molestias de la testa.


El País Vasco es prolífico en leyendas y mitos relacionados con la tierra y los elementos y no es extraño, ya que posee paisajes llenos de magia y misterio. Merece la pena, si te apasionan las historias llenas de misterio y significado, darte una escapada a Euskadi. (Entre nosotros, quizá te interese saber que hasta el 27 de Junio podrás disfrutar, por cortesía de Turismo de Euskadi, de un 20% de descuento en hoteles, pensiones y casas rurales.

El Basajaun, Leyenda Del País Vasco

Dentro de la mitología del País Vasco nos encontramos con un curioso personaje al que se describe con ciertos rasgos humanos, el llamado Basajaun o Señor de los Bosques, un ser mitológico que guarda gran parecido con otras criaturas míticas de España. El mito del Basajaun proviene de tiempos anteriores a la invasión romana de la península Ibérica, y se le describe como un ser de largos cabellos que llegan hasta sus rodillas, barba y de aspecto humano en casi todos los detalles excepto en una de sus patas, dotada de pezuñas de planta circular, similar a las de las terneras.

Cuenta la leyenda que el Basajaun vive en lo más profundo de los bosques, en el interior de oscuras cuevas y lejos de la mirada de los curiosos, y cumple un papel de protector de la naturaleza y los rebaños, a quienes pone sobre aviso ante la llegada de tormentas o depredadores. Se dice que cuando todos los cencerros de un rebaño suenan a la vez es porque el Basajaun se encuentra cerca, y pueden descansar y pacer con tranquilidad.

Gran conocedor de los secretos de la agricultura y la fabricación y uso de herramientas, siendo conocido como el primer agricultor, herrero y molinero. Maestro de innumerables oficios, sus conocimientos fueron robados por el hombre en tiempos pretéritos, razón por la cual rehuye todo contacto con nosotros, aunque normalmente no se muestra hostil ni agresivo.

Se cuenta que hace mucho tiempo, un hombre llamado Martinico tratando de sonsacar al Basajaun el secreto de la fabricación de las sierras, y le envió a un criado para anunciarle que había logrado fabricar una, cosa que era mentira. Cuando el Basajaun oyó esto preguntó al criado si su señor conocía la forma de las hojas de los castaños, a lo que éste contestó que no, pero que pronto lo haría. Inquieto por las dudas, el Basajaun fue por la noche al taller de Martinico y encontró una sierra creada a partir de la forma dentada de las hojas del castaño, y comenzó a doblar todos los dientes para que no cortase.


Sin quererlo, el Basajaun había mejorado la sierra de Martinico por accidente, dando lugar a la creación de la sierra de dientes triscados.

Gaueko, El Señor De La Noche

Aunque el folclore vasco resulta muy abundante en genios nocturnos, hay uno que sobresale por encima de los demás, constituyendo casi una personificación de la noche misma en lo que tiene de mágica y peligrosa. Es el Gaueko (literalmente “El de la Noche”), misterioso señor de la oscuridad, anónimo monarca de las sombras.

Desde la medianoche hasta el amanecer el mundo le pertenece, de la misma manera que durante el día pertenece al ser humano. Mientras transcurren estas horas, los mortales no deben abandonar la seguridad del caserío, allí donde alcanza el calor del fuego y el influjo protector de los antepasados. A quienes transgreden este reparto tradicional, Gaueko los castiga de forma ejemplar, sobre todo si se muestran irrespetuosos y fanfarrones.

Las historias sobre el Gaueko consisten casi siempre en la narración de un secuestro sobrenatural. Él se manifiesta como una presencia invisible, a veces anunciada por una ráfaga de aire que trae una advertencia. En otras ocasiones, adopta forma de animal (una vaca o, incluso, un león) o envía en su nombre a otros seres sobrenaturales, como las brujas, los Gentiles o el Basajaun. La víctima, por su parte, suele ser una muchacha que desaparece en la oscuridad para no regresar jamás.

Cuentan, por ejemplo, que hace tiempo, una hilandera que todas las noches se reunía con otras compañeras en un caserío de Ataun apostó con estas a que iría a por agua hasta una fuente cercana. Desde el portal de la casa, la vieron partir y adentrarse en el bosque. A cada paso le oían gritar por dónde iba, hasta que ya no oyeron nada más. Una ráfaga de viento trajo entonces las siguientes palabras: “¡La noche para Gaueko y el día para el día!”. De la muchacha nunca más se volvió a saber.

Otra joven, esta de Oiartzun, desapareció también mientras iba de noche a la fuente. Su familia esperó y esperó, hasta que, de repente, un estruendo metálico descendió por la chimenea: se trataba del caldero que había llevado la muchacha, al cual siguieron unas gotas de sangre. De ella nunca más se supo.

Parecida suerte corrió Catalina, una joven del caserío de Elaunde (en Berástegui), que una noche se puso a hilar junto a una ventana abierta, bañada por la luz de la luna. De súbito, apareció al otro lado una partida de gentiles, que la arrancaron de la silla y escaparon con ella hacia una sima cercana mientras gritaban: “La noche para Gaueko y el día para el de día; Catalina de Elaunde para nosotros”.


Un carbonero de Eskoriatza se tropezó una noche con una vaca que le bloqueaba el camino. Era el Gaueko o alguno de sus enviados. Por dos veces, el carbonero le pidió a la vaca que se apartase. A la tercera, esta se irguió y, mirándole fijamente, dijo: “La noche para los de la noche y el día para los del día”. El carbonero, más afortunado que las muchachas, pudo volver a casa y contar lo que le había sucedido, aunque nunca más quiso regresar a la montaña.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Ieltxu, El Genio Que Se Esconde En La Noche

La mitología vasca no tiene ni dioses ni leyendas sonadas. Sólo historias de amor o dolor y cuentos de pequeños genios que intentan llevarse a los niños con falsas promesas.

Uno de esos genios es Ieltxu, un habitante de Vizcaya que algunas leyendas sitúan en las montañas de Busturiam en una zona que suele estar permanentemente cubiertas de nieblas. Pero, ¿quién es? nadie lo ha visto, nadie lo conoce, nadie puede decir cómo es. Hace ya un siglo Resurreción de Maria Azkue y el padre Barandiarán lo describieron como un ave que se presentaba de noche cuando nadie lo esperaba ni llamaba. Y cuando lo hacía, lanzaba fuego por la boca, como si de un dragón se tratara, antes de escapar, de modo que quien lo veía era arrastrado a seguirlo.

Pero cuenta la leyenda que este extraño ser es capaz de desorientar alterando las luces y las sombras de la luna. El caminante que lo sigue se despista, atravesando los bosques a los que los lleva, sin darse cuenta que en su extravío, Ieltxu los conduce hacia abismos o desfiladeros.

Quien lo vé corre tras él, sin mirar abajo, sin fijarse en los pasos que dan, hasta que ya es demasiado tarde…


La Historia De Las Brujas de Zugarramurdi

Situada en la Provincia de Navarra y a unos 77 kilómetros de Pamplona, en la comarca de Xareta, se encuentra la Villa de Zugarramurdi, un lugar que arrastra una leyenda negra desde el siglo XVII merced a un proceso inquisitorial en el que se vieron involucrados 53 vecinos, algunos de los cuales sufrieron un injusto y cruel destino siendo ejecutados por supuesta práctica de la brujería. Son muchas y muy variadas las leyendas surgidas a raíz de este episodio, pero nos ceñiremos a la versión histórica y oficial.

Este episodio comenzó en el año 1609 cuando la joven María Ximilegui aseguró ante el párroco que durante un sueño había volado por encima de la villa y sus alrededores, viendo durante el proceso a un grupo de vecinos del pueblo realizar aquelarres en la cercana cueva de Sorginen Leizea (Cueva de las Brujas).

Al poco tiempo esta narración llegó a oídos de la Santa Inquisición, quizá por boca del abad de Urdax, y se inició un proceso en el que acusó inicialmente a 53 personas que fueron trasladadas a Logroño para practicar el Auto de Fe. Seis de los acusados no llegaron siquiera al juicio, falleciendo o bien durante el traslado o bien en las cárceles donde aguardaban el momento de ser juzgados.

El Auto de Fe tuvo lugar el 6 de Marzo de 1610 y en él se acusó a 21 personas de delitos menores, un número igual de ellos fue hallado inocente de toda culpa o indultado y los 11 más desafortunados fueron condenados a morir en la hoguera al siguiente día. Y así, el 7 de Marzo los once condenados fueron quemados, cinco de los cuales fueron quemados “en efigie”, es decir, después de haber fallecido.

Entre los motivos por los que María Ximilegui decidió contar esta historia al párroco de Zugarramurdi hay quienes piensan que tal vez se debiese a envidias o rencores personales, aunque otros apuntan a que en principio ella también participó en los aquelarres, arrepintiéndose después y delatando el hecho por temor ante el castigo divino.


Resulta curioso que la palabra “aquelarre” provenga de un prado situado junto al pueblo llamado Akelarre (Campo del Macho Cabrío), lugar donde se celebra cada día 18 de Agosto una fiesta gastronómica en torno al cordero asado, llamada Zikiro Jatea.

La Extraña Historia De La Familia Perron

Recientemente se ha estrenado la película “The conjuring”, que llegó a nuestras salas de cine traducida como “Expediente Warren“, en la que se nos narra una historia basada en hechos reales aunque con algunos cambios sustanciales. Está basada en los extraños acontecimientos que rodearon al hogar de la familia Perron a finales de los años 70, y en la pareja de demonólogos que lo investigó, Edward y Lorraine Warren. También existe un libro acerca del caso titulado “Casa de la Oscuridad, Casa de la Luz” y que fue publicado en el año 2011.

La familia Perron, el matrimonio y sus cinco hijas (Andrea, Nancy, Christine, Cynthia y April), habitó en su casa de campo de Harrisville (Rhode Island) durante una década, entre 1970 y Junio de 1980. La familia afirmaba que la casa estaba habitada por varios espíritus, algunos de los cuales podían resultar peligrosos o violentos. En una entrevista hace pocos años afirmaron que los espíritus parecían especialmente enfadados con la señora Perron, quien sufrió extrañas heridas en varias ocasiones.

Sus testimonios hablan de ruidos inexplicables, puertas que se cierran y abren de golpe, lo que parecen voces de personas pero que siempre parecen sonar en otra habitación y una silla del vestíbulo que en ocasiones se mueve sola. A todo esto se unía que cada noche la puerta principal comenzase a hacer ruido, como si alguien invisible estuviese llamando. El único fenómeno visual que experimentaron fue una rara niebla azulada que cruzó el salón, ante la atónita mirada del matrimonio.

La presencia más inquietante era la de una supuesta bruja del siglo XIX llamada Betsabé Sherman, a la que los Warren identificaron como el espíritu más peligroso de la casa, y que dicen que sacrificó a su propio hijo al demonio. El hecho de que utilizase una aguja de hacer calceta para hacerlo y que en la pantorrilla de la señora Perron apareciese misteriosamente una herida de perforación dio a los Warren una pauta para asegurar que era obra de Betsabé, por la similitud de la herida de la pierna con la que dejaría tal instrumento. La señora Perron describió a esta entidad como una mujer con el cuello roto y la cabeza siempre inclinada de lado, con una cara espantosamente deforme en la que no se distinguían ojos ni boca.

La antigua residencia de los Perron fue vendida tras una explosión de la caldera, pero aun se mantiene en pie. Según cuenta la familia, la persona encargada de las obras de restauración huyó de la casa dejando atrás sus herramientas y equipo, y no volvió para reclamarlo. Curiosamente, la familia Perron no quiso abandonar la casa hasta que fuese exorcizada por un sacerdote, ya que en ella había ocurrido demasiadas muertes y suicidios en el pasado, aunque no todos los espíritus eran malvados o violentos.


El exorcismo no terminó con las presencias, ya que posteriores dueños de la casa han vivido en mayor o menor medida algún suceso inquietante, y nadie parece querer quedarse mucho tiempo en un lugar tan misterioso e inquietante.

lunes, 5 de diciembre de 2016

El Misterio de los Caballeros Templarios: Monjes Guerreros y Guardianes de Tesoros Ocultos

Los Caballeros Templarios constituían una sociedad secreta cuyo verdadero propósito sigue siendo un misterio a día de hoy, y continúa siendo motivo de intensos debates entre estudiosos e historiadores. Los Templarios dejaron atrás numerosas pruebas de sus acciones, que se han transmitido de generación en generación, ocultas en antiguos manuscritos y descubiertas por arqueólogos y expertos. Su historia resulta fascinante y despierta la curiosidad: ¿fueron enviados a Tierra Santa, más concretamente a Jerusalén, para proteger a los peregrinos cristianos, o en misión secreta con la intención de desenterrar valiosos hallazgos ancestrales y tesoros ocultos bajo los templos y lugares sagrados?

Los caballeros Templarios eran miembros de una orden militar cristiana fundada en torno a los años 1118-1119 en Jerusalén por el caballero francés Hugo de Payens. Durante casi dos siglos, esta organización fue la orden más poderosa de todo el mundo medieval. Formaron el primer ejército permanente de Europa desde la caída del Imperio Romano, y según las crónicas, en su momento de máximo poder y expansión, alrededor del año 1300, sus miembros eran decenas de miles. En un principio, eran un total de nueve caballeros fundadores quienes componían esta organización. Nueve caballeros que estaban relacionados entre sí a través de lazos de sangre, o por medio de diversos enlaces matrimoniales. Ser monjes y soldados era una paradoja sin precedentes. En Europa, los orantes nunca habían tomado las armas, y menos aún jurando a la vez los votos de pobreza, obediencia y celibato. Los Caballeros Templarios creían que luchaban por Dios, y que si caían durante la batalla, serían enviados directamente al cielo. Jamás se rendían si no eran superados en número por más de tres a uno.

Balduino II de Jerusalén cede el Templo de Salomón a los caballeros Templarios Hugo de Payens y Godofredo de Saint-Omer en presencia del Patriarca de Jerusalén. Ilustración del siglo XIII perteneciente a la crónica “Histoire d´Outre-Mer” del historiador Guillermo de Tiro. (Wikimedia Commons).

En la actualidad existen en Europa cientos de antiguos emplazamientos templarios repartidos por todo el continente que recuerdan su existencia y modo de vida. A principios del siglo XIV se contaban alrededor de 15.000 propiedades y bienes inmuebles templarios: una inmensa red que se extendía desde Inglaterra hasta Egipto y cuyo centro neurálgico se ubicaba en Francia, corazón del mundo medieval en aquel tiempo. Las historias populares narran que el propósito de la Orden del Temple era proteger a los peregrinos que viajaban a lo largo de la costa del Mediterráneo hasta Jerusalén. Durante la Edad Media, gracias a la protección de los Templarios, los peregrinos occidentales veían garantizada su seguridad a lo largo de ciudades, caminos y montañas. Pero, además de dicha protección, los Templarios también defendían el reino cristiano de Jerusalén y otros lugares sagrados como parte de su deber.

Durante 200 años, se libraron Cruzadas en nombre de Dios, consideradas como un choque entre civilizaciones. Fue entonces cuando nació una encarnizada confrontación, entre el Occidente Cristiano y el Oriente Musulmán, que en muchos aspectos ha perdurado hasta nuestros días. En 1065, Jerusalén fue tomada por los turcos. Fue entonces cuando gentes de toda la cristiandad se animaron a luchar para reconquistar la ciudad. Asimismo, otra de las razones que provocaron la convocatoria de las Cruzadas fue la voluntad de la Iglesia de bloquear cualquier eventual incursión islámica en tierras cristianas. Así, el 27 de noviembre del año 1095, el Papa Urbano II dio un discurso en el que exhortaba a los cristianos a levantarse contra los musulmanes en Tierra Santa. En aquellos momentos, los musulmanes controlaban España y parte de Europa del Este. Miles de cristianos respondieron a su llamada empuñando la espada, pero sólo unos 1.000 llegaron a Jerusalén.

Con los cristianos occidentales unidos a los bizantinos del este y a los cruzados, liderados por Godofredo de Bouillon, se reconquistó Jerusalén en el año 1099, después de cinco semanas de asedio contra los turcos. Con los lugares santos de nuevo en manos cristianas, los occidentales comenzaron a viajar a Jerusalén de forma masiva. En aquellos tiempos, la vida fuera de las murallas de las ciudades era muy peligrosa, y se hizo necesaria la creación de un cuerpo de élite que asegurase la protección de los peregrinos. Fue entonces cuando nacieron los primeros Caballeros Templarios.

El Papa Urbano ll alentando a los cristianos a combatir en la Primera Cruzada. Ilustración perteneciente al libro "Extraordinary Popular Delusions and the Madness of Crowds" (1841/1852) de Charles Mackay. (Wikimedia Commons).

Cuando volvieron a casa en el año 1128, tras la Primera Cruzada, los Templarios eran ricos e influyentes, y sólo se sometían a la autoridad del Papa. No pagaban impuestos y se les permitía cruzar, libremente, las fronteras de los países europeos. Desde 1150 en adelante, custodiaban el camino hasta Jerusalén, habiendo ideado un sistema que permitía a los peregrinos viajar sin dinero ni objetos de valor, lo que les protegía de ladrones y asaltantes. Los Templarios entraron también en el negocio de la banca, y establecieron sedes en toda Europa, convertidos en depositarios de inmensas riquezas. Los servicios financieros que ofrecían los Templarios se convirtieron en modelo del sistema bancario actual, con transferencias monetarias, planes de pensiones y cheques de viajes. Tal riqueza los convirtió en los más destacados banqueros de su época, así como en la primera corporación multinacional occidental. Su actividad más controvertida consistía en la emisión de generosos préstamos. Tanto príncipes como plebeyos, se convirtieron en “clientes” de la “banca templaria”, hasta tal punto que numerosos estados eran deudores de los Caballeros del Temple. La iglesia, contraria a la usura hasta ese momento, hizo la vista gorda.

Monedas de oro de los cruzados del reino de Jerusalén. Dinares de estilo europeo expuestos en el Museo Británico de Londres, Inglaterra. (Wikimedia Commons).

El 4 de julio del año 1187 los cristianos fueron diezmados en la batalla de Hattin. Fue el peor desastre militar en Tierra Santa, y una de las peores derrotas para el cristianismo. Los Templarios fueron pasados a cuchillo por los conquistadores musulmanes, que volvieron a ocupar la ciudad de Jerusalén. Con esta nueva caída de Tierra Santa en manos del Islam, la Orden Templaria perdió su propósito fundacional y se convirtió en un banco para deudores infelices. Con el fracaso de las Cruzadas y los cierres posteriores de los pasos y caminos hacia Tierra Santa, los Caballeros Templarios ya no tenían motivos para continuar existiendo. Se habían transformado en un ejército permanentemente itinerante por Europa, que no respondía a nadie y sin batallas en las que luchar. Fue entonces cuando todas las miradas cayeron sobre ellos, debido a la riqueza y el poder político que poseían, y empezaron a ser vistos como una gran amenaza para los poderosos de su tiempo.

Durante el siglo XIV, el Temple comenzó su decadencia. En 1302, el rey de Francia Felipe IV entró en conflicto con el Papa. Con una gran necesidad pecuniaria debido a sus numerosos enfrentamientos bélicos, inició una feroz campaña, hábilmente dirigida, para suprimir a los Templarios, hacerse con sus riquezas y, al mismo tiempo, dar un toque de atención al Papado.

El viernes 13 de octubre del año 1307, todos los Caballeros Templarios de Francia fueron apresados por agentes del rey Felipe. El monarca ordenó que cualquiera de ellos residente en el país fuera encarcelado. Fueron torturados hasta confesar herejía, homosexualidad y/o negocios deshonestos. Fueron acusados ​​de delitos capitales y perdieron sus propiedades. Muchas de sus confesiones carecían de sentido y se debieron a las torturas sufridas, pero después de obtenerlas, el papa Clemente V comunicó en el año 1312 a los soberanos cristianos que despojaba de todos sus poderes a los Caballeros Templarios. Desde entonces, la Orden del Temple pasó a la clandestinidad y sus movimientos han sido un misterio.

Tras el edicto de Clemente en 1312, los Templarios prácticamente desaparecieron de las páginas de la historia. Disponemos de poca información acerca de lo que les sucedió a los cientos, posiblemente miles de Templarios que no fueron detenidos. Según algunos documentos, su gran flota de barcos desapareció, y es posible que huyeran a Escocia, importante bastión templario en su momento. También podrían haberse dirigido a Suiza o haberse ocultado en los Alpes del sur de Francia (su interminable cadena de montañas habría sido un escondite perfecto para sus tesoros). Sí se les puede seguir la pista a algunos de los supervivientes de la Orden del Temple, ya que en algunos casos la orden simplemente cambió de nombre, convirtiéndose por ejemplo en los Caballeros de Cristo en Portugal.

Pero de todos los misterios que rodean a los Caballeros Templarios, uno de los más desconcertantes sigue siendo el de su estancia en Jerusalén. Los Templarios literalmente desaparecieron durante nueve años, y lo que hicieron allí en todo este tiempo continúa siendo un enigma a día de hoy. Se trataba de nueve monjes de mediana edad que difícilmente podrían haber protegido a los viajeros que entraban y salían de Jerusalén. Tampoco parece existir documento alguno que nos hable de peregrinos custodiados por los Templarios en este tiempo.


En 1867 una pista salió a la luz cuando un equipo arqueológico británico empezó excavar bajo el Monte del Templo de Jerusalén. Allí descubrieron túneles excavados verticalmente desde una mezquita hasta una profundidad de unos veinticinco metros, para a continuación extenderse horizontalmente bajo la cúpula del templo del rey Salomón. Se encontraron diversas armas templarias en estos túneles, prueba de que habían sido utilizados por ellos. Según la teoría comúnmente aceptada, los Caballeros Templarios estaban excavando bajo el Templo en busca del tesoro que habrían ocultado allí los judíos al destruir los romanos el Templo en el año 70 d. C. Otras hipótesis sugieren que los Templarios custodiaban el Santo Grial y habían descubierto en Jerusalén grandes tesoros. El Templo de Salomón albergó en el pasado el Arca de la Alianza y las Tablas de la Ley con los Diez Mandamientos. Existen escritos masónicos de principios del siglo XIX que citan los documentos que supuestamente vinculan a los Templarios con el Arca de la Alianza y el tesoro enterrado bajo el Templo de Salomón. Pero independientemente de cuál de las teorías sea la correcta, lo cierto es que cuando los primeros Caballeros Templarios regresaron a Europa, eran más ricos, poderosos e influyentes de lo que habían sido jamás.

La Pirámide Negra del “Hijo del Creador”

Esta es una pirámide de piedra de alrededor de 25 centimetros de alto. Fue encontrado en la década de 1980 en la selva de Ecuador, y esto y otros artefactos se denominan los artefactos de La Maná.

Es sorprendente, a primera vista, pero existe mucho más en este artefacto que esta fuera de lugar (o, oopart) de lo que parece.

La piedra es blanca y negra, con una pirámide de ladrillo con trece niveles grabado en ella.

También hay un ojo ingeniosamente incrustado en la parte superior de la pirámide.

"El Hijo del Creador proviene de aquí ..."

Este lenguaje es llamado "Pre-Sánscrito", traducido por el lingüista alemán Kurt Schildmann. Según él, este escrito es similar, pero más antiguo, que el Sánscrito. Hasta que Schildmann vio estos (y otros) artefactos, el Sánscrito era considerada la más antigua lengua escrita. Por tanto Schildmann nombró este escrito como los "Pre-Sánscrito". Existen muchos otros artefactos de piedra con inscripciones Pre-Sánscrito a la espera de su traducción.
Los puntos incrustados, por cierto, coinciden con la constelación de Orión.

A continuación se presenta la transcripción y su espejo debajo de él, que se encuentra en un sitio Web alemán. Supongo que basa su traducción en la de Schildmann. Nota que el signo que se ve como una "l" no está en el grupo junto con los otros cuatro signos, sino antes (o después) de los puntos incrustados.

El sitio alemán traduce esta línea como:

"El hijo/hija de mi Creador se desplaza/viene desde el exterior hacia..." (Incrustación de constelación de Orion)

Esta es la traducción espejo:

"... Mi Venus, la estrella del Altísimo/creador es!"

Grandes preguntas por delante

- ¿Que piensas cuando lees "El Hijo del Creador"?

- ¿Por qué esta pirámide de piedra brilla bajo la luz ultravioleta?

- ¿Es esta un alusión a la "luz" relacionada con ese ominoso Iluminado, Lucifer?

Los masones adoran a Lucifer. Ellos están seriamente dentro de la LUZ. Además, son muy de colocar pirámides con un solo ojo en todo su 1% de maldita simbología -- y, lamentablemente, en nuestro 99% también.

- ¿Es esta pirámide de piedra la prueba de la creencia del núcleo Masón de que Jesús y Lucifer son los mismos?

- ¿Por qué esta exactamente la misma pirámide de trece niveles con el ojo que todo lo ve alrededor del mundo, aunque le falte siempre la referencia "El Hijo del creador"? De, presumiblemente, ¿Orion?

Existe un rumor de que existen tres de estas originales pirámides de piedra. Uno en posesión de los Rothschilds -- ¿Que cosa?!

Otro, en un Museo de brujas belga.

Y este, encontrado en la selva de Ecuador en la década de 1980.

Los artefactos fuera de lugar (oop-arts) y los fuera de las Ideas de la ciencia (ooi-sci)

Sólo porque esto y muchos otros objetos no son considerados "genuinos" por la Ciencia del Establishment y sólo por este hecho, es posible sacar esos objetos de un país y mostrarlos en exhibiciones públicas. Piezas de este tipo se desliza bajo determinados radares -- hacia la libertad. Verás lo que quiero decir.

Si estos artefactos fuera de lugar fueran considerados "genuinos" -- en su mayoría, debido a que ellos no podrían molestar los dogmas de la Ciencia del Establishment -- nadie sería capaz de verlos. Nunca. Porque si fueran aceptados por los sacerdotes científicos, estos artefactos pertenecientes a culturas, estados, museos o el Smithsonian (famoso por tirar o "perder" los más jugosos hallazgos), de seguro serían enterrados en alguna bóveda, y nunca más se volverían a ver.

Pero la verdad tiene su propia forma de trabajar fuera de la oscuridad y dentro de la luz. Ciertamente en este caso. ¿Es una señal del cielo?

Los funcionarios suelen solicitar los artefactos hallados a través de canales oficiales, como directores de museos a otros directores de museos, con el propósito de pedir prestado tales "!Pero que Rayos!" artefactos para su estudio ... están en prácticamente todos los casos infructuosos. Usualmente, estas peticiones incluso no son hechas. Porque el Museo en donde esta tales "!Pero de donde salio!" artefactos no saben nada acerca de su artefacto solicitado. Y simplemente no lo pueden tener. Por lo tanto, se encuentran enterrados, como si nadie nunca los hubiera desenterrado.

Los Secretos Ocultos Detrás del Cono de Pino en el Arte y la Arquitectura

El símbolo del cono de pino es uno de los emblemas más misteriosos que se encuentran en el arte y la arquitectura antigua y moderna. Pocos investigadores se dan cuenta, pero el cono de pino alude al más alto grado de iluminación espiritual posible. Esto fue reconocido por varias culturas antiguas, y el símbolo se puede encontrar en las ruinas de los indonesios, babilonios, egipcios, griegos, romanos y cristianos, por nombrar unos pocos.

También aparece en los dibujos de las tradiciones esotéricas como la Masonería, Teosofía, el Gnosticismo y el Cristianismo esotérico. El cono de pino posee el mismo significado para todos: Simboliza un órgano vestigial secreto, la "glándula pineal" o "Tercer Ojo", que todos poseemos.

Las majestuosas ruinas de piedra de Angkor Wat son un maravilloso espectáculo para la vista. Inmensas torres conformadas como conos de pino en silueta contra el cielo levantandose desde la selva verde y exuberante de una manera que desafía la imaginación. Las torres en forma de cono de pino son a menudo citados por los estudiosos:

"Las torres individuales en Angkor tienen una ... silueta de cono de pino ..."

- Benjamin Rowland, The Art and Architecture of India

La pregunta, no obstante, es el significado de los conos de pino: parece poco probable que una característica tan distintiva aparecierá sin rima o razón. ¿Cuál es el significado de estos conos de pino en los edificios antiguos de Angkor?

Además, nunca se explicó este otro fenómeno de Angkor Wat llamado "animales antitéticos." En el ejemplo mostrado en la imagen de arriba vemos un par de gemelas, elefantes simétricos frente a la otra, una imagen que a menudo es pasado por alto o es inexplicable.

Interesantemente, similar arte de los animales antitéticos aparecen en otras antiguas reliquias arqueológicas famosas de "cono de pino". Por ejemplo, en la antigua escultura pigna Romana (italiano para el cono del pino) que se muestra a continuación, un gran cono de pino de bronce está flanqueada por pavos reales gemelos antitéticos.

La escultura Pigna se encuentra en un patio del Vaticano llamado Corte del Cono del Pino, y hoy se considera la estatua más grande de cono de pino en el mundo.

Los paralelos no terminan ahí, no obstane: el personal egipcio de Osiris (c. 1224 a.C.) no sólo representaban cobras antitéticas incluso ellos tienen que levantarse para reunirse en un cono de pino:
¿Cuál es el significado simbólico de estos conos de pino, y cómo factorizar los animales antitéticos en su sentido global? ¿Cuál es el secreto más profundo que esconden estas imágenes aparentemente inescrutables?

Tercer Ojo / Glándula Pineal

La respuesta a esto es que los conos de pino, a lo largo de la historia, han simbolizado la "glándula pineal", o "Tercer Ojo", y por asociación el acto esotérico de despertarlo. Esta glándula se dice que se encuentran en el centro geométrico del cerebro, y considerado por algunos como el Tercer Ojo biológico, el filósofo francés Descartes se refirió célebremente a la glándula pineal como la Silla del Alma.

La glándula pineal se le da la siguiente definición en la Ninth New Collegiate Dictionary de Webster:

"Un pequeño usu. apéndice cónico del cerebro de todos los craniate vertebrados que en unos pocos reptiles tiene la estructura esencial de un ojo, que funciona en algunas aves como parte de un sistema de medida del tiempo, y que es variadamente postulado como un tercer ojo vestigial, un órgano endocrino, o el asiento del alma ... "

El simbolismo del cono de pino no pasa desapercibido para las culturas antiguas; en la India, la tradición hindú enseña a los seguidores a despertar el Tercer Ojo activando sus "siete chakras". Es un ejercicio antiguo, que todavía se practica hoy en día, llamada Kundalini Yoga; se afirma que afecta directamente a la conciencia humana, al desarrollo de la intuición, al aumento del autoconocimiento, y desencadenar nuestro potencial creativo. Curiosamente, el símbolo esotérico del kundalini yoga es el caduceo, un símbolo que cuenta con dos serpientes antitéticos.

El Kundalini es la energía o fuerza vital espiritual presente en cada ser humano, que se encuentra en la base de la columna vertebral. Para despertar el Tercer Ojo, la energía kundalini debe ser llamado hacia la frente, donde se expande y en consecuencia despierta el Tercer Ojo. La energía se dice que viaja a lo largo de la ida (izquierda) y pingala (a la derecha), hasta el polo central o sushumna. Este es el proceso esotéricamente representado por el símbolo del caduceo de dos serpientes antitéticos en espiral hasta un bastón central.

"... El caduceo, la vara de poder ... En la India es un palo de bambú de siete nudos ... que representa la columna vertebral con sus siete centros o chakras ... También indica la médula espinal ... ya que las serpientes eran símbolo de los dos canales llamado en la terminología oriental Ida y Pinagala; y el fuego encerrada en ella era la serpiente de fuego que en sánscrito se llama kundalini".

- C.W. Leadbeater, Freemasonry and its Ancient Mystic Rites

Así, el arte de los animales antitéticos asociado con el cono de pino — los elefantes gemelos en Indonesia, pavos reales gemelos en Roma, serpientes gemelas en Egipto — es en realidad una alusión a los canales ida y pingala (las serpientes gemelas antitéticas sobre el caduceo). El sushumna central es, a su vez, simbolizado por el tercer dibujo centrado (a menudo un cono de pino), que en el caduceo es la vara principal que va de norte a sur.

Muchas culturas antiguas incorporan imágenes del cono de pino en su arte y arquitectura espiritual, y todos ellos también crearon el arte de los animales antitéticos. Los dioses paganos de Babilonia, Egipto, México y Grecia se asociaron con el cono de pino, y el bastón de estos dioses eran a menudo adornados con el cono de pino.

Incluso los comportamientos naturales del cono de pino tienen un significado esotérico: a medida que madura, el cono de pino se abre lentamente para liberar sus semillas maduras. Este proceso es un símbolo de la expansión de la conciencia que acompaña a la apertura de la glándula pineal y el despertar del Tercer Ojo. La metáfora es una lección mental valiosa y estimulante de un fenómeno esotérico que no puede ser visto de otra manera o explicado, puesto que ocurre en el interior del cerebro:

Los lectores familiarizados con las religiones orientales recordarán el Tercer Ojo como teniendo una larga historia en la India, China y el sudeste de Asia, donde las tradiciones religiosas del hinduismo, el budismo y el taoísmo prevalecen. Más que una idea "religiosa", el Tercer Ojo es una costumbre arcaica "espiritual" que trasciende las religiones. Es conocido diversamente como "urna" y "Trinetra," y, a menudo marcado por un punto en el centro de la frente entre los dos ojos.

El Tercer Ojo ha sido llamado por varios nombres a lo largo de la historia, incluyendo "ojo interior", "ojo de la mente", "ojo del alma" y "ojo de la razón." El retrato de un único "ojo" es, de hecho, una imagen arquetípica que se remonta a miles de años en la historia humana. Aparece una y otra vez en los mitos, esculturas, grabados y pinturas en las culturas antiguas de todo el mundo. Se representa a menudo en todo el antiguo Egipto como un solo Ojo incorpóreo, el Ojo de Ra:

El Tercer Ojo era comúnmente descrito por los antiguos místicos que experimentaron la luz divina.

".. en cada hombre hay un Ojo del alma, que ... es mucho más precioso que diez mil ojos corporales, por sí solo es visto la verdad ... El ojo del alma ... es solo adaptado naturalmente al ser resucitado y excitado por las disciplinas matemáticas. "

- Platón, República

Un "aprovechamiento" superficial del Tercer Ojo no es difícil. Cierra los ojos y, sin moverlos, "mira" en un objeto que sabes que está cerca de ti. Estas viendo con tu Tercer Ojo. Para elevar la espiritualidad y despertar los poderes latentes, el Ojo debe girarse hacia el interior. La tradición ocultista occidental está de acuerdo con los antiguos textos orientales que afirman que al girar el ojo hacia el interior nos dota de:

· Conciencia superior
· Una comprensión más profunda de la vida y la muerte
· Una nueva capacidad de controlar el futuro
· Una sensación de tranquilidad y felicidad
· Habilidades extrasensoriales, clarividentes, intuitivas y psíquicas
· Percepción expandida
· Aumento de la capacidad de auto-sanación
· Reducción del estrés
· Calma y claridad
· Sensibilidad renovada

Del escritor de misterio Stephen King, The Shining (El resplandor), se refirió a este concepto. En la novela de King, "resplandor" significaba tocar uno de los poderes psíquicos superiores. Por desgracia, hoy en día las ideas como el Tercer Ojo y conceptos místicos y/o esotéricos relacionados no están bien vistas, peyorativamente etiquetada como "el ocultismo".

La pregunta, sin embargo, es por qué Occidente ha sido tan mal informada de este Tercer Ojo y su desbloqueo incluso como las tradiciones orientales las han incorporado en sus prácticas. La respuesta a eso es el ascenso del cristianismo en el occidente, la práctica y la idea de un "dios interior" o "Tercer Ojo" para despertar entra en conflicto con las enseñanzas cristianas tradicionales. Estas sabidurías, forzados a la clandestinidad, se convirtieron en los orígenes de las sociedades secretas que pasaron sobre estas sabiduría esotérica; una de estas sociedades fueron los Masonería.

El Tercer Ojo en el Triángulo Masónico

En los tiempos modernos, famosos autores, pintores y poetas han descrito el Tercer Ojo y la glándula pineal como nada menos que el "secreto perdido" de la Masonería. En su libro de 1918, The Wonders of the Human Body (Las maravillas del cuerpo humano), el Dr. George Washington Carey nos dice:

[Ver: Simbolismo masónico en la fundación de los Estados Unidos de América]

"... El ojo que todo lo ve ... Este es el ojo de la masonería, el tercer ojo. Si bien estoy creíblemente formado que pocos masones entienden sus propios símbolos, el hecho es que los utilizan ... "

-Dr. George Washington Carey, Las maravillas del cuerpo humano

En su fascinante libro de 1924, Mystic Americanism, el autor Gracia Morey explicó:

"El Ojo que Todo lo Ve ... también emblemático de la glándula pineal o Tercer Ojo del ser humano ... se ha encontrado entre las ruinas de todas las civilizaciones sobre el globo, evidencia el hecho de una religión universal sobre toda la Tierra en algún período remoto. Mientras ahora restauramos esta religión universal, fijamos el Ojo que Todo lo Ve en la pirámide".

- Grace Morey, Mystic Americanism

[ver: La pirámide negra del “Hijo del Creador” ]

No es de extrañar, entonces, que los conos aparezcan regularmente en toda la decoración Masónica. Se representan en el arte Masónico, que cuelgan de los techos de las Logias Masónicas, y están grabados en piedra en edificios construidos por la Masonería en todo el mundo. Un gran diseño Masónico esta al lado del edificio de Whitehall, en el distrito financiero de Nueva York representa a dos enormes serpientes entrelazadas en espiral hasta un cono (que es llamativamente similar a la Bastón de Osiris).

Conos de pino también adornan instrumentos rituales utilizados por los Masones dentro de las logias Masónicas:

"Las partes superiores o puntas de las varillas de los diáconos [Masónicos] son a menudo coronados por un cono de pino."

-Albert Mackey

"La Masonería Operativa, en el más amplio sentido del término, significa el proceso mediante el cual el Ojo ... se abre. E.A. Wallis Budge ha observado que en algunos de los papiros que ilustra la entrada de las almas de los muertos en el pretorio de Osiris la persona fallecida tiene un cono de pino unido a la corona de su cabeza. Los místicos griegos también portaban un bastón simbólico, el extremo superior, siendo en forma de un cono de pino, que se llamaba el tirso de Baco. En el cerebro humano hay una glándula pequeña llamada la glándula pineal, que es el ojo sagrado de los antiguos, y se corresponde con el tercer ojo del Cíclope. Poco se sabe sobre la función de la glándula pineal, que Descartes sugirió (con más sabiduría de lo que él sabía) que podría ser la morada del espíritu del hombre. Como su nombre lo indica, la glándula pineal es el cono de pino sagrado en el hombre - el Ojo Único ... "

-Manly P. Hall, Secret Teachings of All Ages

El Tercer Ojo ha sido ocultado a plena vista en Occidente, enmascarado por el término "Ojo que Todo lo Ve" y superficialmente se dice que es el ojo de la deidad Judía. Por esta razón, los Masones se refieren a él como el "Ojo que Todo lo Ve de Dios", cuando en realidad es el despertar del Tercer Ojo.

El término "ojo que todo lo ve" en sí misma es de hecho correcta, pero no es el ojo que todo lo ve del Dios hebreo, es el ojo que todo lo ve de uno mismo, la glándula pineal que todos tenemos.

Muchos Masones altamente capacitados y educados que vivieron durante el siglo 20, incluyendo varios autores y estudiosos notables, estaban convencidos de que el Ojo que Todo lo Ve no es el Ojo de Dios de la Biblia, y que el sistema moderno de la Masonería que hemos heredado, basado en la Biblia hebrea, es de hecho corrompida.

Es interesante notar que el famoso autor estadounidense y Masón Mark Twain, en un escrito en 1899, se refiere al Ojo que Todo lo Ve no como el ojo de una deidad celestial distante o el "viejo hombre de arriba", sino como un regalo tangible que cualquier persona puede utilizar:

"El ojo común no ve más que la parte exterior de las cosas, y juzga mediante eso, pero el "ojo que todo lo ve " penetra completamente, y lee el corazón y el alma, encontrando allí la capacidad que el exterior no indica o promete, y que de otro modo no podría detectar".

Interesantemente, existe pruebas de que Hitler era consciente y entendia el simbolismo del cono de pino. Uno de los paneles frontales de su escritorio muestra claramente la simbología del cono de pino:

Adolf Hitler creía en el Tercer Ojo. Este hecho se ve confirmado por Hermann Rauschning, el ex presidente del Senado Nacional Socialista de Danzig. En Hitler Speaks (Londres, 1939), Rauschning escribió:

"Tener la "visión mágica" era al parecer la idea de la meta del progreso humano de Hitler... Era el ojo del Cíclope, o el ojo medio, el órgano de la percepción mágica del Infinito, ahora reducido a una glándula pineal rudimentaria. Las especulaciones de este tipo fascinaba a Hitler, y él a veces estaba totalmente envueltos en ellos."

- Hermann Rauschning

Parece que, hace casi 100 años, Hitler sabía cosas sobre el Tercer Ojo que la mayoría de la humanidad están apenas comenzando a redescubrir.

El Tercer Ojo se puede ver por encima de la Declaración Francesa de los Derechos Humanos en una pintura de 1789, y está en la parte posterior del billete de un dólar, flotando por encima de una pirámide egipcia, en sí misma una imagen Masónica clara y evidente:

¿Es posible, entonces, que la glándula pineal ha sido pasado por alto en la sociedad occidental intencionalmente, con el fin de robar a las masas su poder? ¿Es posible que el Tercer Ojo es el secreto perdido de la auténtica Masonería, que lo perdió en algún momento a mediados de la década de 1800?

En conclusión

El símbolo del cono de pino, entonces, alude al Tercer Ojo: abunda en el arte y la arquitectura antigua, una representación simbólica de nuestra ahora inactiva ventana al mundo.

Mientras que el conocimiento del Tercer Ojo y la práctica de despertar el Tercer Ojo continuó fuertemente en el Este, comenzó a morir en Occidente a principios del cristianismo. En consecuencia, se establecieron sociedades secretas como los Masones para proteger el conocimiento del Tercer Ojo, iniciando a nuevos miembros en su sabiduría, y manteniendo viva la práctica. Esto explica por qué la imagen de un solo ojo es común a las sociedades secretas occidentales, cuyos constituyentes poseian excepcionalmente mentes filosófica, activa, creativa y espirituales. Un solo ojo es uno de los emblemas supremos y sagrados de la Masonería.


El Tercer Ojo parece extraño, incluso francamente ajeno a nosotros en Occidente, aún hoy, a pesar de nuestra vida en la "era de la información" de la globalización. El hecho de que el Tercer Ojo es tan desconocido, tan extraño y tan ajeno a nuestra forma de pensar es una especie de enigma. La razón es porque parece que siempre han sido, y sigue habido, un esfuerzo consciente para ocultarlo por una poderosa elite que no quieren que las masasa descubran sus secretos.

sábado, 3 de diciembre de 2016

El Ojo Que Todo lo Ve: Orígenes Sagrados de un Símbolo Secuestrado

¿Es el ojo que todo lo ve un símbolo de la omnisciencia divina o la siniestra influencia? Hoy en día simboliza el control y la dominación por una sombría élite, pero su uso original era bastante diferente. Este artículo rastrea su uso y significado desde las épocas antiguas, cuando era un símbolo de la divina providencia, poderosamente representando la verdad espiritual y el despertar.

La humanidad está perdiendo su preciosa simbología

El ojo que todo lo ve es un poderoso símbolo esotérico que es ampliamente mal interpretado y mal utilizada hoy en día; pocos saben lo que originalmente representaba. Originalmente era un símbolo de un mayor poder espiritual o Dios, un atento vigilante de la humanidad o una parte espiritual despertado dentro. Pero en estos días tiene muchas diferentes asociaciones.

Hoy el ojo que todo lo ve es más probable que sea visto como un símbolo "Illuminati" de control y vigilancia por parte de las élites que en gran medida dirigen el espectáculo sobre este planeta en este momento. Esto se debe a que, con el tiempo, las fuerzas siniestras oscuras se han apoderado de los símbolos esotéricos que durante miles de años se utilizaban para transmitir positivos mensajes de ayuda, elevación espiritual y principios. El ojo que todo lo ve es un excelente ejemplo de cómo los símbolos espirituales han sido secuestrados y trastrocados. En realidad no ha habido mucho esfuerzo para entender el significado original del símbolo o reclamar por el significado espiritual que se transmitió primero.

La naturaleza universal del simbolismo

El simbolismo durante mucho tiempo ha sido utilizado por la humanidad para comunicar ideas que mejor se cristalizaron en una forma compacta. Como dice el dicho muy conocido, una imagen vale más que mil palabras! Los símbolos esotéricos están vivos hoy como lo fueron en el pasado antiguo, pero hay mucha confusión en torno a su uso, la historia, la intención y el significado.

En la vida corriente utilizamos símbolos para mostrar a simple vista información importante, como las señales de tráfico y de carretera entre muchos otros símbolos que son hoy en día muy extendido y común. Algunos otros ejemplos son los logotipos corporativos y la certificación del estado.

El simbolismo también se utiliza especialmente en la comunicación de las ideas no físicas, espirituales, fenómenos, y procesos.

El ojo que todo lo ve es uno de los símbolos más poderosos y ampliamente utilizados - y abusado. A continuación se rastreará su uso desde el principio de los tiempos hasta el siglo 18 (antes de que la Masonería del siglo 18 en adelante lo secuestrara y abusara de el), y se mostrara lo que el símbolo originalmente representaba.

El uso del Ojo que Todo lo Ve en las culturas antiguas

India

Tal vez nos encontramos con el precursor de lo que eventualmente se conoció como el ojo que todo lo ve en el Rig Veda, un texto sánscrito que se cree fue escrito hace más de 3.000 años y uno de los textos más antiguos conocidos. En ella hay muchas referencias al sol y a otras deidades como siendo un ojo en el cielo, como un ojo que revela la creación, o un ojo que nunca se cierra.

Uno puede comparar esto como un símbolo de un alto nivel de conciencia despierta que los seres espirituales avanzados tienen y que una persona común puede potencialmente alcanzar.

El dios hindú Shiva tiene tres ojos. El tercer ojo o chakra de la frente se conoce como el ojo de Shiva, poseedor de todo el conocimiento, que cuando se abre destruye todo lo que ve. Por lo tanto, es un símbolo del conocimiento que destruye el mal y la ignorancia.

De nuevo, esto se puede comparar a un despertar de la parte más espiritual de una persona que ve la verdad de las cosas y puede luego eliminar dentro de la psique de una persona aquello que es opuesto y bloquea la conciencia divina a que se manifieste más. De esta manera se trata de una "destrucción creativa" del mal para transformarla en una conciencia superior.

Incluso en los tiempos modernos, el ojo de Shiva se utiliza en la joyería para dar protección contra el mal a su portador y para ganar sabiduría y comprensión desde el mundo, desde acontecimientos de la vida y desde si mismo, para la transformación positiva.

Nepal
En el budismo, ha Buda se le conoce como el Ojo del Mundo. Es típico que los templos en Nepal muestren un gráfico de los "Ojos de Buda" como se muestra arriba - nota que incluye una marca para el "tercer ojo" también. Los ojos también son conocidos como los ojos de la sabiduría y la compasión.

Estatuas de Buda suelen mostrar un punto en la mitad de la frente para representar el tercer ojo.

Antiguo Egipto

El Ojo de Osiris
Es interesante saber que el jeroglífico egipcio para su dios Osiris contiene un ojo como se muestra arriba. Así como con el hinduismo y el budismo nos encontramos con una deidad espiritual que está representado en la antigüedad como un ojo.

Ojo de Horus

En el antiguo Egipto, el ojo que todo lo ve se conoce como el ojo de Horus o el Ojo de Ra y también formó parte de la simbología de Wad-jet. En diversos mitos ellos eran símbolos de protección, sanidad y restauración. El ojo izquierdo de Horus se decía que era la luna y su ojo derecho el sol.
Horus era un dios sol con cabeza de halcón y se podría decir que el ojo de Horus fue diseñado como un ojo de un halcón Lanner con su marca debajo del ojo.
También es muy interesante observar que el dibujo del ojo de Horus mucho coincide con la sección transversal del cerebro medio, donde el tálamo, la glándula pineal y pituitaria se encuentra. La glándula pineal se dice a menudo que es el "tercer ojo" y un centro de espiritualidad y de discernimiento espiritual, que se puede desarrollar en una persona.
Es como si el ojo de Horus fuera una representación del tálamo como el globo ocular con el cuerpo calloso de las cejas arriba y el bulbo raquídeo (tallo cerebral) y el hipotálamo siendo las dos marcas de abajo. Si esto es lo que estaban dibujando, incluso llamándolo el Ojo de Horus, ¿esto sugiere que consideraban el cerebro medio como el foco de la conciencia o incluso de la conciencia divina o "la conciencia de Horus"? Horus es un dios sol y simbólico del cristo universal y una fuerza espiritual que una persona debidamente preparada puede unirse.

Oriente Medio/Asia - Hamsa

En el Medio Oriente el ojo que todo lo ve se ha conocido en la forma de un símbolo de una mano con un ojo llamada como Hamsa, Khamsa o Hamesh.

Es el símbolo de un ojo en la palma de una mano, normalmente la mano derecha. De nuevo, es un símbolo de protección contra el mal de ojo (la mala suerte provocada por los celos de los demás) y el peligro en general y puede verse como un amuleto de la buena suerte en ese sentido.

También se conoce como la mano de Fátima en el Islam y la mano de Miriam en el judaísmo. En la India se conoce como la mano Humsa. Los Jainistas también tienen una forma de la Hamsa en su simbolismo con la palabra ahimsa (que significa no violencia) dentro una rueda en vez de donde estaría el ojo. La Hamsa se ha utilizado durante miles de años y todavía está en uso hoy en día como amuletos, talismanes o adornos de pared. Parece tener sus orígenes en la antigua Mesopotamia con la mano de Ishtar siendo un símbolo de la protección divina a pesar de que no contenía el ojo en la palma.

Una representación más cristiana con temas de la Hamsa es una obra de arte llamada "El Mundo Divino" de Kahlil Gibran, un prominente libanés católico maronita del siglo 20 que fue un poeta, pintor, escritor, filósofo, teólogo.

En Grecia y Turquía tienen algo similar a la Hamsa que ellos llaman "Nazar". Es sólo un ojo sin la mano pero se utiliza de la misma manera y tiene el mismo significado que la Hamsa, es decir, para alejar el mal de ojo, en forma de amuletos o adornos colgantes usualmente hechas de vidrio azul.

Del mismo modo, en el budismo existe el amuleto "Ojo de Buda" para alejar el mal de ojo.

El símbolo de un ojo en una mano también aparece en las culturas azteca y maya, y en obras de arte nativo americano, aunque los arqueólogos no están seguros que significado tenían para estas culturas.

Abajo esta un ejemplo de los nativos americanos referido como "El Disco de Cascabel", que fue descubierto por un agricultor en Moundville - Alabama, EE.UU. en el 1800. Algunos arqueólogos creen que su simbolismo pudo haber representado un portal a las dimensiones espirituales. Es la obra de arte decorada más elaborada que se encuentra en Moundville dando lugar a la creencia de que era de mucha importancia para sus creadores. Otras obras que se encuentran allí también contienen el símbolo de la mano y el ojo.
Antiguo Ecuador

También está el sorprendente descubrimiento de 1984 en La Maná, en el centro de Ecuador, de un antiguo artefacto conocido como la Pirámide Negra que se encontraba entre 300 artefactos de origen desconocido.

No se sabe de que cultura provino y los numerosos objetos encontrados son desconcertantes y aparentemente fuera de lugar en esta parte del mundo, como por ejemplo un objeto diseñado como una Cobra Real del sudeste de Asia. Las cobras no existen en América del Sur.

La llamada Pirámide Negra está hecha de piedra negra con un ojo en el ápice. La piedra que tiene incrustaciones de oro forman 13 niveles de "ladrillos" y un ojo en la parte superior. Estas incrustaciones brillan cuando están bajo la luz negra. En general se ve como una representación de la gran pirámide de Giza (a 12022 km. de distancia) y también increíblemente parecido al símbolo de la pirámide con el ojo que se utiliza en el gran sello y en el billete de 1 dolar de EE.UU..

También es interesante observar el artefacto cobra que tiene otra similitud con el antiguo Egipto, donde la cobra elevada se asocia con el Ojo de Horus/Ra y Wad-jet en sus aspectos de protección con eso siendo llevado en la frente de los faraones en el entrecejo justo donde se encuentra el tercer ojo. Esto simboliza la elevación de las energías de una persona a una vibración más elevada que lleva internamente al despertar de las facultades psíquicas tal como estos latentes en el tercer ojo.

No se sabe cuán antiguos son estos objetos ya que datarlos no ha sido posible pero se piensa que son anteriores a las culturas antiguas conocidas de la región. También hay un lenguaje de tipo pre-sánscrito (lo que es muy antiguo) grabado en algunos de los objetos, incluido la parte inferior de la pirámide negra, donde también hay marcas que aparecen trazar las estrellas de la constelación de Orión, el cual las pirámides de Giza también traza. Las 4 marcas en pre-sánscrito se cree que al traducirlos dicen "el hijo del creador viene".

Dado el cuidado que se tomo para crear este objeto pareciera haber sido un símbolo importante para sus creadores, aunque no está claro cómo lo interpretaron.

Antigua Grecia

En los Himnos de Orfeo, el himno Para el Sol lo describe indistintamente así;

Como un "ojo eterno con amplia inspección";
Y la compara con ser el "Padre de las edades";
Y como "Immortal Jove, toda búsqueda, produciendo luz";
Entonces después como el "Gran ojo de la Naturaleza y el cielo estrellado";
Seguido del "defensor fiel, y el ojo del bien"

Aquí vemos en un texto antiguo del mundo occidental una similar representación del sol, como la presentada en el antiguo texto del Este, el Rig Veda, como un ojo del creador y un ojo que todo lo ve que nunca se cierra, siempre vigilando y protegiendo el bien.

El Cristianismo

"La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz." (Jesús en Mateo 6:22)

"Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a su clamor," (Salmos 34:15)

"Los ojos de Jehová están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos." (Proverbios 15: 3)

Un posible primer uso conocido del símbolo del ojo que todo lo ve en el judeo-cristianismo es la llamada "tumba de Jesús" del primero siglo d.C. descubierto en 1980, que utiliza un símbolo similar en la entrada de la tumba. Independientemente de quien es la tumba, ¿podría ser un primer uso conocido o los inicios del símbolo del ojo en la pirámide en la tradición judeo-cristiana?

En el cristianismo, el ojo que todo lo ve o "El Ojo de la Providencia" o "El Ojo de Dios" se ha utilizado como un símbolo por lo menos desde el siglo 16, como se ve en el siguiente cuadro de abajo que representa una escena de Lucas 24: 13-32 donde después de su resurrección Jesús tiene la cena con dos discípulos.

El ojo esta el interior de un triángulo, y rodeado de rayos de luz, con el triángulo representando la Santísima Trinidad y el entero símbolo significando la omnipresencia de Dios y el ojo que todo lo ve observando la creación.

Algunos afirman que el ojo en el símbolo del triángulo se añadió a la pintura poco después del Concilio de Trento 1545- 1563, para cumplir con sus cánones y decretos, pero incluso si eso es así aun colocaría su uso en el siglo 16.

En Alsacia, Francia, el fresco pintado sobre el altar de la iglesia de la abadía de Saint-Jean-Baptiste (1763) muestra un gran ejemplo del símbolo del ojo en la pirámide, con los rayos de la gloria atravesando las nubes.

Otro ejemplo se encuentra en la catedral de Aquisgrán en Alemania. El edificio fue construido a finales del siglo octavo bajo el emperador Carlomagno y luego ampliado en la Edad Media, con otros diversos cambios y actualizaciones en el camino. Al parecer, el símbolo del ojo que todo lo ve se colocó en la catedral en 1766 para marcar las renovaciones efectuadas ese año.
Ten en cuenta que estos dos primeros ejemplos son anteriores a la fundación de los Illuminati de Baviera (1776), aunque la masonería ya existía en Inglaterra y Europa en ese momento. Tal vez fue una influencia masónica que vio estos símbolos utilizados en estas catedrales, sin embargo, no fue hasta 1797 que se considera que los Masones comenzaron a utilizar el símbolo del ojo en la pirámide.

El símbolo del ojo en la pirámide también ocupa un lugar destacado en la fachada frontal de la Iglesia Hartegbrugkerk en Leiden, Países Bajos, construido en 1835-1836. Las palabras latinas "Hic Domus Dei est et Porta Coeli" se traduce como "Esta es la casa de Dios y la puerta al cielo."

Estos son sólo algunos ejemplos cristianos de muchos que aparecen en Europa.

En conclusión


Como hemos visto, a lo largo de la historia ha habido una fuerte tradición a través del tiempo, los continentes y las culturas en la utilización del simbolismo del ojo para representar generalmente una fuerza benevolente creadora vigilante, que ayuda y protege a la humanidad y representa una parte espiritual que se encuentra dentro de uno.