Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Amrita, El Elixir De La Inmortalidad

Según cuenta una antigua leyenda escrita en sánscrito, en cierta ocasión los Deva, dioses superiores, se reunieron en el monte Meru sobre conversar sobre la necesidad de conseguir el preciado néctar de la inmortalidad, el Amrita, que se hallaba escondido en los más profundo del gran océano de leche. Sólo así, aseguraban, podrían vencer a los Asura, los demonios que les impedían alzarse con el control total del Universo.

Fue Visnnú quien propuso que Vasuki, la gran serpiente de la Sabiduría y rey de los Naga, semidioses considerados inferiores, fuera enrollada alrededor del monte Mandara, y éste colocado sobre el caparazón de la tortuga Kurma, para crear un poderoso instrumento que pudiera batir el gran océano lechoso hasta convertirlo en manteca.

Pero pronto se dieron cuenta de que no podrían hacerlo solos y de que para poder llevar a cabo su plan necesitaban la ayuda de sus enemigos. Así que, pactando con los demonios y a cambio de la mitad del Amrita, consiguieron su colaboración.

Así fue… Los Deva sujetaron a Vasuki por uno de sus extremos y los Asura por el otro. Y comenzaron a tirar de ella provocando con el movimiento ondas de espuma de leche. Mientras batían, surgieron verdaderas maravillas desde las profundidades, como el Sol y la Luna y la diosa Lakshmi con su elefante blanco. Finalmente apareció Dhanvantari, el médico de los dioses, portando consigo una copa de Amrita.

Pero los dioses incumplieron su promesa al no querer compartir el elixir con los demonios. Tampoco con la gran serpiente que, viendo que no probaría el valioso néctar, consiguió acercarse lo suficiente como para beber unas gotas. Vishnú, preso de la ira, partió a la serpiente en dos. Pero ya era inmortal, por lo que sus dos mitades sobrevivieron. Vasuki quedó convertida en Rahu, la cabeza, y Ketu, la cola.


Demonios y dioses lucharon por el Amrita encarnizadamente pero finalmente los dioses ganaron la guerra ya que eran inmortales. Quedó así Vishnú convertido en el guardián protector de la Amrita, el elixir de la inmortalidad.

Pánico En El Probador, Leyenda Urbana

Durante los años 70 existió en Barcelona una tienda llamada La Sirena. Oficialmente se dedicaba la venta de fajas y sujetadores, pero, a decir popular, detrás de su amplio surtido de lencería femenina y de la amable sonrisa de sus dependientas se escondía un sórdido negocio de trata de blancas. Un negocio de exportación que se abastecía raptando a las clientas más hermosas de la tienda.

Todo sucedía en los probadores. Mientras la muchacha se cambiaba de ropa, desde una habitación contigua era accionado un botón que hacía girar sobre su eje al espejo, dejando libre la entrada a una sala secreta en la cual era retenida. Aunque este extremo no está claro, ya que algunos afirmaban que las victimas eran transportadas al sótano a través de un montacargas oculto. De cualquier manera, no volvían a salir a la calle por la puerta principal.

A veces la chica iba acompañada por su novio, quien quedaba obligado por las normas decorosas de la época a aguardar fuera de la tienda. El muchacho esperaba entonces, tal vez durante horas, a que su novia saliese, y cuando finalmente entraba en el local las dependientas le decían que ella ya se había marchado hacía tiempo. Resulta fácil imaginar la sensación de confusión e irrealidad que el joven sentiría en ese momento.

Por su parte, las muchachas eran transportadas al puerto, suponemos que camufladas dentro de algún tipo de embalaje, y descargadas en el estómago de algún mugriento carguero que en poco tiempo zarpaba rumbo a Oriente Medio. El destino final de las jóvenes, según se comentaba, consistía en engrosar las filas del harem de algún jeque.

En la Barcelona de los años 70, hombres y mujeres de bien transmitieron esta historia como verídica, contándola con creciente indignación (y puede que con cierta delectación morbosa) hasta que toda Cataluña fue un clamor en contra de las corseteras de La Sirena. Llegó el momento en que la policía intervino, y no halló absolutamente ninguna prueba que la respaldara.


Antonio Ortí, que recoge esta historia en Leyendas urbanas en España, encuentra su origen en una rivalidad comercial. Simplemente, un competidor de la tienda envió a la prensa una nota malintencionada en la cual lanzaba el rumor sobre los secuestros. Su transmisión se avivó por el recelo que despertaban en aquella época las corseteras, mujeres independientes y, por tanto, blanco fácil para el descrédito. Poco antes habían sido las corseteras de Orleáns las acusadas de similares delitos, después la leyenda se extendería, poniendo bajo sospecha a probadores de medio mundo.

Polybius, El Juego Más Peligroso De La Historia

El nombre de Polybius hace referencia a un videojuego arcade que ha dado vida a una de las leyendas urbanas, con respecto a videojuegos, más famosas de la historia.

Las teorías de conspiración nos encantan, y a pesar de que con el tiempo muchos han sido los que han desmentido una y otra vez esta historia, tirando por tierra todos sus argumentos, lo cierto es que siempre queda una duda de si Polybius realmente existió.

La leyenda, de origen desconocido, dice que fue lanzado al público en 1981. Esta sería la fecha elegida por una misteriosa compañía llamada Sinnesloschen (Pérdida de los Sentidos) para distribuir un gran número de máquinas recreativas por Oregon.

Los jóvenes que jugaron durante el tiempo que se mantuvo en los recreativos, comenzaron a experimentar unos efectos secundarios un tanto extraños. Pesadillas por la noche, pánico inexplicable, episodios de odio injustificado, pérdida de memoria y estrés. Según se comentó posteriormente, este tipo de juego podía provocar locura en incluso incitar al suicidio. Sin duda alguna una máquina creada expresamente para acabar con la vida de personas.

Muchos de los testigos aseguraban ver a hombres vestidos de negro observando durante todo el día las máquinas y tomando notas sobre los comportamientos de sus usuarios, así como de aquellas personas que alcanzaban mayor puntuación. Evidentemente son cosas que no se pueden probar, pero forman parte de esta leyenda.

En el lado más extremo de la leyenda, hay quien dice que muchos jugadores comenzaban a percibir rostros fantasmales a su alrededor, mientras jugaban, que podían ser visto de forma fugaz por el rabillo del ojo. También aseguran que de vez en cuando en la pantalla salían mensajes subliminales, difíciles de leer. Incluso hay quien asegura que en un momento dado aparecía de forma velada la frase “Kill Yourself”.

Muchas son las series, programas y juegos que se han hecho eco de esta leyenda. Por ejemplo, los Simpson tienen un capitulo en el que sale la supuesta máquina asesina con un cartel que pone propiedad de los EEUU. En uno de los juegos de los Sims también hay una máquina recreativa que intentaría ser una parodia de la leyenda.


A pesar de que constantemente se ha dicho que este juego nunca existió. Lo cierto es que por internet se pueden encontrar toda clase de recreaciones que imaginan como habría sido en el caso de que efectivamente hubiera existido.

viernes, 9 de diciembre de 2016

Mari, La Divinidad Vasca De Las Tormentas

Gran parte de la mitología de Euskadi ha sufrido, tras la cristianización de sus mitos, multitud de adaptaciones y cambios. Algunos mitos anteriores a esta reforma, sobre todo los mas arraigados en la cultura vasca, han llegado hasta nosotros y conservado los aspectos terrenales (personificación de los fenómenos y adoración de la naturaleza) inherentes a las culturas mas antiguas. Y ciertamente, la cultura vasca es tan antigua como desconocidos sus orígenes.

La diosa Mari es conocida por multitud de nombres: Maya, Loana-Gorri, Lezeko-Andre, Aralarko Damea y otros muchos (dependiendo de la región donde escuchemos la historia) y vive en el interior de la tierra, en sus cavidades y grutas, donde guarda enormes riquezas.

Se le atribuye la capacidad de cambiar de forma y elegir la mas adecuada según la ocasión. Si algún incauto se topase con ella en su guarida, lo mas probable es que la viera en su forma zoomórfica (a veces con extremidades de animales o transformada por completo en uno) mientras que si decide caminar bajo el sol la veremos como una bella y pálida dama. Para desplazarse por los cielos y provocar grandes tempestades, adopta la forma de un rojizo jirón de nube, y pobre de aquel que no la complazca con ofrendas…

Aunque no lo parezca, la tradición no la considera un ser maligno. Los hombres buenos que acudían a ella en busca de consejo eran escuchados y ayudados, pero se mostraba firme e implacable con los tramposos y deshonestos, que eran castigados al instante. Ostenta el título de Reina de los Genios, de las demás entidades sobrenaturales. También se le atribuyen dos descendientes cuyo sexo depende, como otros factores, del lugar donde nos cuenten la historia.

Su mas cercano compañero es Maju, que suele ser representado como una serpiente de varias cabezas envuelta el llamas (y se alimenta de “todo tipo” de carne). Se dice que en las ocasiones en que ambos se encuentran en el cielo, se producen las tormentas mas aterradoras y violentas.

Tan arraigado está el mito, que en el Santuario de San Miguel de Aralar aun se conserva una pequeña abertura a la derecha del altar, y que dicen que llega hasta el interior de la caverna de Mari. La gente mete la cabeza en su interior y reza el credo para aliviar el dolor y las molestias de la testa.


El País Vasco es prolífico en leyendas y mitos relacionados con la tierra y los elementos y no es extraño, ya que posee paisajes llenos de magia y misterio. Merece la pena, si te apasionan las historias llenas de misterio y significado, darte una escapada a Euskadi. (Entre nosotros, quizá te interese saber que hasta el 27 de Junio podrás disfrutar, por cortesía de Turismo de Euskadi, de un 20% de descuento en hoteles, pensiones y casas rurales.

El Basajaun, Leyenda Del País Vasco

Dentro de la mitología del País Vasco nos encontramos con un curioso personaje al que se describe con ciertos rasgos humanos, el llamado Basajaun o Señor de los Bosques, un ser mitológico que guarda gran parecido con otras criaturas míticas de España. El mito del Basajaun proviene de tiempos anteriores a la invasión romana de la península Ibérica, y se le describe como un ser de largos cabellos que llegan hasta sus rodillas, barba y de aspecto humano en casi todos los detalles excepto en una de sus patas, dotada de pezuñas de planta circular, similar a las de las terneras.

Cuenta la leyenda que el Basajaun vive en lo más profundo de los bosques, en el interior de oscuras cuevas y lejos de la mirada de los curiosos, y cumple un papel de protector de la naturaleza y los rebaños, a quienes pone sobre aviso ante la llegada de tormentas o depredadores. Se dice que cuando todos los cencerros de un rebaño suenan a la vez es porque el Basajaun se encuentra cerca, y pueden descansar y pacer con tranquilidad.

Gran conocedor de los secretos de la agricultura y la fabricación y uso de herramientas, siendo conocido como el primer agricultor, herrero y molinero. Maestro de innumerables oficios, sus conocimientos fueron robados por el hombre en tiempos pretéritos, razón por la cual rehuye todo contacto con nosotros, aunque normalmente no se muestra hostil ni agresivo.

Se cuenta que hace mucho tiempo, un hombre llamado Martinico tratando de sonsacar al Basajaun el secreto de la fabricación de las sierras, y le envió a un criado para anunciarle que había logrado fabricar una, cosa que era mentira. Cuando el Basajaun oyó esto preguntó al criado si su señor conocía la forma de las hojas de los castaños, a lo que éste contestó que no, pero que pronto lo haría. Inquieto por las dudas, el Basajaun fue por la noche al taller de Martinico y encontró una sierra creada a partir de la forma dentada de las hojas del castaño, y comenzó a doblar todos los dientes para que no cortase.


Sin quererlo, el Basajaun había mejorado la sierra de Martinico por accidente, dando lugar a la creación de la sierra de dientes triscados.

Gaueko, El Señor De La Noche

Aunque el folclore vasco resulta muy abundante en genios nocturnos, hay uno que sobresale por encima de los demás, constituyendo casi una personificación de la noche misma en lo que tiene de mágica y peligrosa. Es el Gaueko (literalmente “El de la Noche”), misterioso señor de la oscuridad, anónimo monarca de las sombras.

Desde la medianoche hasta el amanecer el mundo le pertenece, de la misma manera que durante el día pertenece al ser humano. Mientras transcurren estas horas, los mortales no deben abandonar la seguridad del caserío, allí donde alcanza el calor del fuego y el influjo protector de los antepasados. A quienes transgreden este reparto tradicional, Gaueko los castiga de forma ejemplar, sobre todo si se muestran irrespetuosos y fanfarrones.

Las historias sobre el Gaueko consisten casi siempre en la narración de un secuestro sobrenatural. Él se manifiesta como una presencia invisible, a veces anunciada por una ráfaga de aire que trae una advertencia. En otras ocasiones, adopta forma de animal (una vaca o, incluso, un león) o envía en su nombre a otros seres sobrenaturales, como las brujas, los Gentiles o el Basajaun. La víctima, por su parte, suele ser una muchacha que desaparece en la oscuridad para no regresar jamás.

Cuentan, por ejemplo, que hace tiempo, una hilandera que todas las noches se reunía con otras compañeras en un caserío de Ataun apostó con estas a que iría a por agua hasta una fuente cercana. Desde el portal de la casa, la vieron partir y adentrarse en el bosque. A cada paso le oían gritar por dónde iba, hasta que ya no oyeron nada más. Una ráfaga de viento trajo entonces las siguientes palabras: “¡La noche para Gaueko y el día para el día!”. De la muchacha nunca más se volvió a saber.

Otra joven, esta de Oiartzun, desapareció también mientras iba de noche a la fuente. Su familia esperó y esperó, hasta que, de repente, un estruendo metálico descendió por la chimenea: se trataba del caldero que había llevado la muchacha, al cual siguieron unas gotas de sangre. De ella nunca más se supo.

Parecida suerte corrió Catalina, una joven del caserío de Elaunde (en Berástegui), que una noche se puso a hilar junto a una ventana abierta, bañada por la luz de la luna. De súbito, apareció al otro lado una partida de gentiles, que la arrancaron de la silla y escaparon con ella hacia una sima cercana mientras gritaban: “La noche para Gaueko y el día para el de día; Catalina de Elaunde para nosotros”.


Un carbonero de Eskoriatza se tropezó una noche con una vaca que le bloqueaba el camino. Era el Gaueko o alguno de sus enviados. Por dos veces, el carbonero le pidió a la vaca que se apartase. A la tercera, esta se irguió y, mirándole fijamente, dijo: “La noche para los de la noche y el día para los del día”. El carbonero, más afortunado que las muchachas, pudo volver a casa y contar lo que le había sucedido, aunque nunca más quiso regresar a la montaña.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Ieltxu, El Genio Que Se Esconde En La Noche

La mitología vasca no tiene ni dioses ni leyendas sonadas. Sólo historias de amor o dolor y cuentos de pequeños genios que intentan llevarse a los niños con falsas promesas.

Uno de esos genios es Ieltxu, un habitante de Vizcaya que algunas leyendas sitúan en las montañas de Busturiam en una zona que suele estar permanentemente cubiertas de nieblas. Pero, ¿quién es? nadie lo ha visto, nadie lo conoce, nadie puede decir cómo es. Hace ya un siglo Resurreción de Maria Azkue y el padre Barandiarán lo describieron como un ave que se presentaba de noche cuando nadie lo esperaba ni llamaba. Y cuando lo hacía, lanzaba fuego por la boca, como si de un dragón se tratara, antes de escapar, de modo que quien lo veía era arrastrado a seguirlo.

Pero cuenta la leyenda que este extraño ser es capaz de desorientar alterando las luces y las sombras de la luna. El caminante que lo sigue se despista, atravesando los bosques a los que los lleva, sin darse cuenta que en su extravío, Ieltxu los conduce hacia abismos o desfiladeros.

Quien lo vé corre tras él, sin mirar abajo, sin fijarse en los pasos que dan, hasta que ya es demasiado tarde…